El diseño de alto rendimiento en edificios muestra que los arquitectos tienen un papel esencial la construcción de modelos sostenibles. Manejar muchas de las variables que impactan el rendimiento de un edificio resulta una tarea difícil, por no decir imposible. Cada estructura experimenta variaciones en el uso, comportamiento de sus ocupantes y factores externos, como patrones climáticos, que evolucionan con el tiempo. Dada la diversidad de parámetros que influyen en un edificio después de su construcción, resulta inviable desarrollar diseños capaces de anticipar todos los posibles escenarios y proporcionar un rendimiento óptimo de manera constante.

Actualmente, son muchos los avances significativos en materiales, tecnologías y sistemas de alto rendimiento. En lugar de buscar la perfección en el diseño arquitectónico, podemos optar por equipar nuestros edificios con las tecnologías más avanzadas, permitiéndoles responder de manera dinámica y adaptarse a lo largo del tiempo. Los debates en torno al progreso de tecnologías como la inteligencia artificial pueden sugerir que los arquitectos ya no desempeñan un papel tan crucial como solían hacerlo en la creación de edificaciones altamente eficientes.

Sin embargo, el papel del arquitecto como diseñador principal de un proyecto de construcción nunca ha sido más crítico para construir nuestro futuro. Conoce las 5 razones más importantes:

1: Mayor dominio, mayor diversidad de elecciones

Disponemos de una asombrosa gama de nuevas tecnologías que nos respaldan en la búsqueda de un rendimiento excepcional. Este hecho no solo ha elevado la complejidad del diseño, sino también su importancia. Aunque las tecnologías de construcción sean de primera categoría, su éxito dependerá de una planificación y integración adecuadas desde el inicio. Un diseño excepcional reúne de manera precisa todos los elementos para asegurar resultados sobresalientes.

2: La imperante necesidad del diseño sostenible

Los edificios representan hasta el 39% de las emisiones globales de carbono. Aunque la modernización de las estructuras existentes brinda una valiosa oportunidad, solo podremos reducir eficazmente nuestras emisiones a nivel mundial si también abordamos el rendimiento en la construcción de edificios nuevos. La ONU proyecta un aumento de casi 2.500 millones de personas en la urbanización global para el año 2050, generando un incremento del 60% en la concentración de personas en nuestras ciudades. Con esta extraordinaria actividad constructiva por delante, es crucial alcanzar rápidamente estándares de rendimiento excepcionales. Necesitamos más que simples mejoras incrementales; requerimos un cambio radical en la sensibilidad del diseño para cumplir con los objetivos del desafío 2030. Solo cuando todos los elementos se integren de manera perfecta en la etapa de diseño, podremos ofrecer edificaciones con un rendimiento verdaderamente destacado y respetuoso con nuestro entorno.

3: Cómo la configuración afecta el rendimiento

La configuración arquitectónica de un edificio puede impactar el consumo de energía en un rango del 10 al 15% en un proyecto de construcción convencional. Cuando se combina con la influencia del acristalamiento, que a menudo puede afectar el rendimiento del edificio en un intervalo del 15 al 25%, se revela la importancia crucial de estos aspectos. Al considerar el rendimiento de la iluminación natural, se abre la posibilidad de diseñar edificios que ofrezcan una experiencia significativamente mejor a sus ocupantes sin incurrir en costos de capital adicionales. Un ejemplo concreto es el proyecto Iowa Nest, donde la modificación de la forma del edificio no solo redujo los costos de construcción a la mitad, sino que también logró una disminución del 30% en las cargas de calefacción y refrigeración.

4: Consideraciones de Diseño para Presupuestos Sostenibles

En un escenario utópico del futuro, podríamos implementar de inmediato la mejor tecnología en cada aspecto de la construcción. Sin embargo, en la realidad, nos vemos constantemente enfrentados a tomar decisiones que involucran compensaciones, especialmente al reconocer que la gran mayoría de los edificios en el mundo no contarán instantáneamente con presupuestos para adoptar tecnologías de alto rendimiento. Es esencial aplicar un enfoque inteligente al asignar recursos en proyectos de construcción, elaborando diseños que equilibren cuidadosamente todas las prioridades en conflicto con el menor uso posible de capital disponible.

5: Herramientas que abren las puertas al futuro del diseño de edificaciones sostenibles

Herramientas como PreDesign facilitan a los diseñadores la toma de decisiones acertadas desde las etapas iniciales, mientras que Sefaira ofrece análisis detallados del rendimiento en los diseños arquitectónicos. La combinación de avances en la computación en la nube, la física de la construcción y el diseño de interacción del usuario permite la creación de software capaz de analizar el rendimiento del diseño en tiempo real, integrándose directamente en el proceso de diseño. Esto simplifica considerablemente la capacidad del arquitecto para utilizar métricas esenciales de rendimiento del edificio y concebir un diseño que sea sostenible, funcional y estéticamente atractivo.

 

Fuentes: https://www.sketchup.com/

Hency Castro

COMGRAP© – Marketing Manager

Ask ChatGPT
Set ChatGPT API key
Find your Secret API key in your ChatGPT User settings and paste it here to connect ChatGPT with your Tutor LMS website.
Escoge tu Moneda
Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0